Vie. Feb 3rd, 2023

Los fondos del venture capital han florecido de forma impresionante y se han convertido en un factor determinante en el mundo emprendedor como uno de los más importantes medios de financiamiento (en cualquier fase) para las startups, y es que las asignaciones públicas se han hallado, en demasía, disminuidas a casi nada para compañías de alto impacto, dejando como única opción los fondos de capital privado.

El ecosistema de financiamiento ha evolucionado bastante en su conjunto, tanto que en la actualidad los fondos de Venture Capital están especializados en respaldar a cada una de las fases en la que se encuentran las compañías, no obstante, no todas han aumentado su tamaño y madurado de igual forma, dado que en el caso de los ángeles inversionistas, todavía queda mucho trayecto por recorrer.

Un ángel inversionista es una persona que por su alto poder financiero puede poseer una parte de su capital económico invertido en compañías de alto potencial, aunque en fases bastante tempranas de desarrollo, lo que les da una segunda característica, son adeptos al peligro.

Los ángeles inversionistas que son profesionalizados, también buscan beneficiar con su grande expertis en la industria a la que pertenecen, favorecer la entrada a redes de mercados y de negocios, lo que se conoce como capital inteligente (Smart money). Además, existe otro conjunto de individuos que, al invertir en esta clase de proyectos, sin saber, se terminan convirtiendo en un ángel inversionista. Es posible que de ellos solamente se obtenga capital.

En la actualidad existen bastantes sitios adonde se puede hallar una red de ángeles inversionistas. Sin embargo, la cantidad de individuos que integran estas redes no es tan alta, según Expansión estima un gran crecimiento para los próximos años. Y aunque parecieran bastantes en realidad son pocos si lo comparamos con otros ecosistemas como el de Estados Unidos, que por ejemplo. La BBC señala que inclusive un 60% de las startups han recibido inversión ángel.

Si conseguir financiación no es sencillo, conseguirlo de un ángel inversionista se torna un poco más difícil. El motivo se debe a que, a diferencia de los fondos de inversión que se hallan en gran medida ordenados, institucionalizados, con una gran promoción, con objetivos claros y establecidos en una política de inversión.

Los ángeles inversionistas pueden ser cualquiera y hallarse adonde no te los imaginas. Se pueden hallar en una red de inversionistas ángeles creadas de manera independiente o por los fondos de inversión de capital privado o en el evento más extremo puede ser un pariente millonario que quiso invertir en un proyecto emprendedor.

Tan desparramado y variado está el pull de ángeles inversores que no es nada fácil encontrarse con uno, no llevan un cartel que diga soy ángel inversionista y esta es mi política de inversión, habrá varios que tengan dinero, sin embargo no saben a dónde, cómo y cuándo invertir, tampoco que es una inversión de riesgo; están tan habituados a saber de inversiones tradicionales y seguras, que varios de ellos desean, sin embargo tienen miedo al peligro de esta inversión. Otros lo hacen no obstante no están asiduos a verse como uno. El ecosistema de inversionistas ángeles sigue estando cerrado y poco conocido.

Un ángel inversor que es profesional persigue principios bastante parecidos a los que persigue un fondo de capital de riesgo en fases tempranas: la viabilidad del proyecto de negocio, que sea un servicio o producto innovador y/o disruptivo, en el grupo fundador, en la escalabilidad del proyecto, su táctica financiera, etc. Por lo general, en estas fases, se tienen en cuenta factores en su mayoría cualitativos que cuantitativos.

El ecosistema de venture capital ha evolucionado de manera impresionante y no obstante, el eslabón que corresponde a los ángeles inversionistas se ve como el más endeble en esta cadena, en la actualidad se realizan diferentes tareas para agregarlos y educarlos sobre las utilidades que posee la inversión de riesgo en startups. Los mismos inversionistas se han dado cuenta de que si no refuerzan este eslabón de la cadena no hay expectativa de hallar empresas fuertes, con una buena organización financiera, administración corporativa eficaz entre otros elementos para que sean invertidas en fases subsecuentes.

Por Overflod

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *