Vie. Dic 2nd, 2022

Los grandes gestores de fondos ya lo saben, hay que tener efectivo y defenderse de la volatilidad. Principalmente, en resientes Encuesta de gestores de fondos mundiales de Bofa -212 gestores con 616.000 millones en capital bajo administración-mostro que la cantidad de efectivo tuvo un crecimiento del 5,7% al 6,1%, un grado que solo se logró alcanzar luego del 11 de septiembre de 2001. Para poseer un antecedente, el promedio a largo tiempo es del 4,8%.

El 60% de los inversores confirmaron haber tenido un peligro más bajo de lo común, con la inflación, el banco central y la geopolítica nombrados como los tres principales peligros. El hambre por el riesgo de los inversores está a la altura con el mínimo registrado en marzo del 2020 cuando se declaró el Covid.

El motivo de este acontecimiento se da porque el panoramas de crecimiento mundial están en torno a los mínimos de la historia, con el 72% de encuestados que creen que vendrá una economía más débil en el año 2023 y que los tipos de interés de la Reserva Federal llegarían entre el 4%-4,25% en el segundo trimestre del año 2023. Las chances de recesión continúan en aumento para los inversionistas en septiembre al 68%, el nivel más alto desde mayo del año 2020.

La crisis energética actual en Europa seguramente llevara a la economía nacional a una recesión, de acuerdo a casi el 70% de los inversionistas. China continua siendo la principal fuente más segura para el siguiente acontecimiento de crédito sistémico por segundo mes sucesivo y los créditos apalancados estadounidenses son marcados como la principal fuente para el siguiente acontecimiento de crédito sistémico por una gran cantidad de inversionistas en septiembre. En Europa, la contemplación del contratiempo viene del lado de Italia y sus niveles de deuda.

Comprendiendo la complejidad del panorama, la «operación más concurrida» fue una operación larga en dólares, lo que no sorprende, dado que la persecuciones continua de activos más fuertes y seguros ha efectuado que el dólar suba más del 13% en lo que va de este año. También, los gestores están llenos en oro negro y materias primas, además en acciones ASG (ambientales, sociales y de gobernanza), posturas a corto plazo o bajistas contra la deuda estadounidense, posiciones a largo plazo en acciones de crecimiento y abultados en efectivo.

Si realizamos el comportamiento de los grandes inversionistas por naturaleza de activos, están sobre saliendo en efectivo, capitales defensivos, sanidad y energía. La renta variable y fija son posiciones a la venta, en las que se lleva la atención la posición a la baja de las acciones de la Eurozona, valores alternativos, servicios públicos, tecnología y activos emergentes.

Por Overflod

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *