Vie. Feb 3rd, 2023

La administración pasiva ha situado a los ETFs como un activo muy demandado por la posibilidad que tienen de perseguir al mercado con bajos costos y una alta liquidez. Aunque es un año bajista para el mercado, siendo el segmento tecnológico su principal causante. En este escenario es importante estudiar cómo han progresado los ingresos de capital en estos activos financieros.

Y es en este tanto que los datos de los ETFs sobresalen. Si tomamos los números hasta la primera mitad del año, observamos que las acciones globales están por debajo un 17,67% y los bonos de inversión de Estados Unidos perdieron un 10,35%. Y, al contrario, los ETFs estadounidenses sobrepasan los números para cada año desde 1993-2016, casi alcanzan los números de todo el año 2018 y 2019, que son el 64% de los ingresos de todo el 2020. En tanto que los inversionistas mundiales se desprenden de acciones y bonos, los inversionistas de ETFs adoptan la ubicación compradora.

Los inversores norteamericanos agregaron 212.000 millones a los ETFs de acciones en el transcurso de los primeros 6 meses del año. Esta indicación es más alta que los números de todo el 2016, 2018 y 2019, y no bastante alejado de los 241.000 millones del año 2020. A este paso, los números anuales de ETFs de rentabilidad variable serán los más altos de su existencia, a excepción del año 2021.

Si perfectamente nos encontramos en una exigencia históricamente importante, y se está premiando la persecución del dividendo. Para comprenderlo, Los inversores buscan los ETFs de elevada rentabilidad de dividendos, sumando 31.000 millones, frente a 22.000 millones de todo el año 2021. No es fácil saber si es una transacción estratégica o una evidente opción de rentabilidad fija para los inversores que esperan un ámbito de tasas en elevación a largo término. Los fondos ETFs sectoriales, que abarcaban el 15,5% de los ETF de rentabilidad variable, mostraron salidas.

El Europa los números igualmente están siendo de récord. Los ingresos netos en estos ocho meses han sido de 66.580 millones de dólares, ocupando la tercera posición en los más altos anotados, luego de los ingresos netos en el mimo lapso de tiempo de 138.930 millones en el año 2021 y los ingresos netos de 78.110 millones en el año 2017.

Los ETF y ETP de rentabilidad variable que cotizan en Europa consiguieron ingresos netos de 44.350 millones de dólares a la época en 2022, que ocupan el tercer lugar de las más altas , luego de los ingresos netos de 44.980 millones de dólares registrados en 2017 y 101.180 millones de dólares registrados en el mismo lapso en 2021.

Por Overflod

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *