Vie. Feb 3rd, 2023

Los fondos de inversión monetarios son altamente aprovechados por las compañías o inversores para resolver sus urgencias de efectivo a corto tiempo. Como se trata de un esquema financiero de rentabilidad fija, nos posibilita centrar el destino de los portafolios de inversión a variados mercados monetarios.

Se caracteriza por albergar vencimientos reducidos y peligros financieros mínimos. Posibilita alcanzar de los tipos de beneficios, la rentabilidad de la transformación positiva. A continuación te explicamos todo lo referido con los fondos monetarios, qué son, cómo se invierte en ellos, las clases de fondos, conveniencias y peligros.

Los fondos del mercado monetario están incluidos en una clase de fondo de inversión en el que se junta capital de múltiples inversores con intereses parecidos y adquieren valores. En lo general, son activos a lapsos cortos.

Estos activos se hacen efectivos en créditos a lapsos de tiempo cortos, efectivo o cualquier otro activo que se pueda transformar en dinero. También, con plazos de término inferiores a los 12 meses. Los gestores de fondos son los que administran esta clase de producto financiero. Cada inversionista mantiene la propiedad de la inversión que coloca en el fondo.

Este esquema avala una gran variedad de opciones de inversión, gestión profesional y las tasas más bajas a sus inversionistas. En lo general, está diseñado para una clase de inversor con un pensamiento conservador. Alguien que desee conservar una renta de acuerdo a los tipos de intereses del mercado monetario y que le ayude a asegurar su dinero. Pese a que tienen menos peligro, no se puede alcanzar una gran ganancia, a diferencia de los fondos de rentabilidad fija y variable.

Para invertir en estos fondos, se acude a una red de fondos monetarios que brindan a disposición las empresas comercializadoras. Se identifican al acoplar en su denominación expresiones como «cash», «monetario», “money market”, “liquidity”, entre otras palabras. El procedimiento es semejante al de otro mercado monetario y de caudales. La diferencia es que al estar el capital invertido en valores líquidos, el proceso de inscripción y reembolso es bastante más acelerado.

Clases de fondo monetario.

Hay una diversidad de alternativas de inversión disponibles. Por lo general, se pueden juntar en cuatro grandes clases:

Fondos del mercado monetario: Se utilizan para inversiones a lapsos de tiempo reducidos de gran calidad y bajo peligro. Al brindar seguridad, mínimo peligro y preservación del capital, garantizan ganancias en manera de pagos de intereses mensuales ordenados. Estos suelen ser más grandes que los de una cuenta bancaria tradicional.

Fondos de rentabilidad fija: Cuando se invierte en este tipo de activos, como hipotecas, bonos y acciones preferentes, pueden suministrar una gran fuente de ingresos predecible y favorecer a asegurar el capital. Se pueden usar además como una manera de disponer un portafolio de inversiones diversificado.

Fondos mixtos: Tienen una fusión de acciones, renta fija e inversiones del mercado monetario. El administrador del portafolio ajusta la combinación de los activos financieros según la meta del fondo y su mirada de la economía. Los inversores reciben paga en manera de intereses, dividendos y bonificaciones de capital.

Fondos de rentabilidad variable: Invierten en acciones de compañías públicas. Estas varían en volumen, de enormes a chicas. Además pueden centrarse en compañías de diferentes sectores, como la energía, el oro o las finanzas. Estos fondos son especiales para inversores que buscan un potencial crecimiento a largo tiempo.

Beneficios de los fondos de inversión monetarios.

Invertir en los mejores fondos monetarios trae algunos frutos y utilidades como las que nombramos a continuación:

Diversificación: La totalidad tienen docenas o hasta cientos de valores. Los directores a menudo distribuyen los activos del fondo en más de una clase de inversión. Esto expone a un peligro potencial pequeño que adquirir solo unos pocos activos individuales.

Si algunas de las contribuciones del fondo tienen un desempeño malo, pueden encontrarse beneficiado por otras que tienen un gran desempeño (no obstante la diversidad no puede certificar una ganancia o defender una pérdida).

Gestión profesional del dinero: Cuando se adquieren acciones de manera activa en un fondo monetario, parte de lo que se paga es la experiencia del director del fondo. Este analiza cientos de activos (tanto las posturas actuales como las probables) y toma la decisión sobre de qué y cuándo comprar y liquidar.

Pequeñas cantidades de inversión: Según las normas del fondo, se puede adquirir una cuenta y originar contribuciones posteriores con una inversión original en extremo pequeña. Incluso, se pueden realizar inversiones automáticas a través de una transferencia de fondos desde la cuenta del banco del inversionista.

Liquidez: Se conoce como inversiones líquidas porque las inversiones pueden canjearse a medida que aparezca la urgencia de tener el capital disponible adentro de las 48 horas hábiles. Se recibe el valor apoyado en el importe unificado al término del día en el que se vende.

Por supuesto, esta clase de fondos no son inversiones garantizadas. El importe de todas las acciones puede variar diariamente. Se percibirá el precio actual de las acciones en el momento que se vendan, que puede ser más, igual o menos a el precio que se pagó.

Hay peligros en los fondos de inversión monetarios.

Como en toda inversión, esta clase de fondos no está exento de peligros. Uno de ellos, tal y como ocurre con la rentabilidad fija, es la transformación de los tipos de interés. En algunos casos, puede suceder una depreciación del valor del dinero, lo que se traduce como una transformación negativa de los tipos de interés.

No se puede conocer la cantidad que se ganará con la inversión a medida que se desarrolle a futuro. La tasa podría ascender o descender. Si asciende, es magnífico. Sin embargo, si desciende y se gana menos de lo aguardado. Es factible que termines necesitando más dinero para lograr los objetivos. Este peligro existe con otras inversiones en valores, sin embargo vale la pena tenerlo en mente si se están necesitando rentabilidades predecibles.

Por Overflod

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *