Vie. Feb 3rd, 2023

El novelón de la caída de FTX, uno de los exchanges de criptomonedas más enormes del planeta, está llevando al ecosistema cripto a unas caídas terribles. Bitcoin se desploma, llegando a caer a casi los 15.500 dólares (sin embargo ha recobrado camino gracias a los buenos resultados de la lucha contra la inflación de EEUU, que están haciendo recuperarse a todos los activos).

Y lo anecdótico es que la caída de FTX ha sido algo tan conocido por todos como lo es una corrida bancaria esas de siempre, de las que se tuvieron que resolver en los siglos pasados XIX y XX por medio de los Bancos Centrales. Sim embargo en el ecosistema cripto esto no existe. ¿Qué paso con FTX?

La incertidumbre de FTX.

FTX es un exchange dirigido por Sam Bankman-fried, una figura bastante trillada en el entorno cripto. Y FTX igual, puesto que ha obtenido inversión de Sequoia Capital y Softbank, entre otros tantos.

Sin embargo la incertidumbre comenzó cuando se dio a conocer, hace unas semanas, que FTX poseía una relación bastante fuerte con otra compañía creada por Sam Bankman-fried, Alameda Research. Esta compañía, especializada a invertir en el mundo cripto, poseía miles de millones de dólares invertidos en FTT, la criptomoneda de FTX.

Estos vínculos crearon suficiente incertidumbre de la vitalidad de las dos compañías. Pero lo que verdaderamente precipitó la caída fue el empujón que le dio su rival Binance, cuando comunico que había algo irregular en FTT y que decidía liquidar todas estas criptomonedas (FTT) de su balance.

La caída de FTX.

Esta decisión de Binance acelero todo. Aunque FTX comunico que no sucedía nada la verdad es que a las pocas horas comenzó a haber una corrida bancaria en FTX. Los usuarios deseaban extraer su capital. Y FTX no pudo cumplir con las extracciones y debió congelarlas.

Los bancos usualmente están preparados para este entorno. En primer lugar, tienen que sostener una línea de posturas de liquidez, para hacer frente a retiradas. En segundo, en la situación en que se realice una retirada a gran escala existe la figura del Banco Central como prestamista de última salida que da solvencia a cambio de las inversiones que no lo son.

En el universo cripto esto no se puede realizar, puesto que no hay, tampoco puede haber, un Banco Central. Entonces el sistema de reserva fraccionaria en el universo cripto es altamente riesgoso.

Aunque Binance comento en un principio que iba a tratar de adquirir a FTX para auxiliar a sus usuarios la verdad es que luego de unas auditorias ha considerado no hacerlo. Todo esto se ha gestado en unas pocas horas. Un indicio de que FTX es terminantemente cosa del pasado es que el Venture Capital Sequoia ha establecido llevar su inversión en FTX, de cientos de millones de dólares, a cero en su balance.

Los exchange centralizados poseen los mismos inconvenientes que los bancos previamente de que los bancos centrales existieran: la reserva fraccionaria los somete a posibles corridas bancarias y no existe una solución buena si no se desea centralizar la emisión de la moneda. Debido a esto los exchange van a ser inevitablemente inestables.

Otra alternativa es que tomen la decisión de no realizar reserva fraccionaria y sean simplemente el resguardo de las monedas de sus usuarios. Es una alternativa eficiente, aunque sin supervisión es complicado que lo puedan garantizar. Y además esto generaría que las comisiones de compraventa deban ser más altas puesto que no obtendrían otras maneras de financiación.

Al final el universo cripto ya se está topando con conflictos solventados por el universo financiero clásico. La opción que proponen varios es la auto custodia de los activos criptos. Pero esto es similar a poseer el capital abajo del colchón: es una opción que no es eficiente para todos y no está exenta de peligros.

Por Overflod

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *