Vie. Feb 3rd, 2023

Con los mercados en picadas y la gran inflación hay quienes sostienen que hay que retomar al oro como refugio para los capitales. Invertir en oro puede sonar viejo, luego lo cierto es que tiene sus adeptos que no pararán de afirmar que es la mejor opción de inversión.

Y puede sonar correcto en tiempos de dudas, sin embargo si miramos los datos históricos vemos que no es tan buena percepción. Vamos a verificar cómo invertir en oro y las rentabilidades que ha correspondido en el pasado.

La verdad es que para invertir en oro hay tres tácticas correctamente diferenciadas. La número uno es hacerlo de manera indirecta, invirtiendo en compañía mineras. Si el preciado metal sube estas compañías que extraen el oro de sus minas irán correctamente.

Pero claro, además hay que observar sus economías: si son compañías mineras de mala naturaleza (por ejemplo, tienen deuda o se meten en proyectos nuevos que no son beneficiosos) lo cierto es que inclusive en una situación de suba del oro se puede perder efectivo, por tanto para respetar esta táctica hay que ser bastante selectivo.

La manera número dos de invertir en oro es adquiriéndolo directamente. La mejor manera de hacerlo es por medio de monedas que emiten los distintos estados, no obstante ahora empezamos a combinar numismática y oro: algunas monedas tienen singular valor y usualmente siempre se recompensa con un sobreprecio sobre el valor spot del oro.

España ha difundido hace poco su primera moneda bullion de oro (para los que quieren gastar en oro), el Lince, y su importe tiene un 10% de sobreprecio sobre el spot. Si la numismática no es lo nuestro aún se pueden comprar barras de oro, sin embargo hay que guardar cuidado con las adulteraciones, puesto que existen y en el hecho de las monedas es más complicado de realizar.

Así que la mejor manera de adquirir oro de manera física es fijarnos en alguna moneda que no tenga un particular valor numismático, como por ejemplo las sudafricanas de Krugerrand, con tiradas bastante altas.

La tercera manera de adquirir oro es a través de un Etf de aglomeración. Es decir, un fondo de inversión cotizado que aglomere oro físicamente y entonces sus acciones están directamente atadas con el valor del oro. Existen diferentes y habría que seleccionar uno con bajos desembolsos, accesibles desde nuestro broker usual y que esté auditado.

La verdad es que sin embargo siempre se dice que el oro es una buena inversión, históricamente no ha sido siempre así. Es altamente reconocida la escena de la rentabilidad histórica de los distintos activos, mostrando que las acciones dan una ganancia media del 6,9% al año (en tiempos reales) frente al 0,64% del oro. Estos datos vienen desde el siglo 19.

Por lo tanto si pensamos que estamos en momento distinto nos podemos enfocar en horizontes temporales más cercanos en el tiempo. En estos últimos diez años (que incluyen el momento bajista de la bolsa de 2022) el S&p500 se ha valorizado un 235% entretanto que el oro solo un 38%.

Si nos fijamos en los últimos 15 años, que incluyen las baja de la bolsa de 2008, las rentabilidades son parecidas. Y si nos centramos en el último año tenemos una alza del 17% del oro frente a una baja de la bolsa del 10%. Es decir, el oro puede estar descentrado con la bolsa y podemos suponer que ya es el mejor instante para invertir, pues las bolsas caen.

Pero la verdad es que no sabemos cuándo terminaran las bajas. De hecho si comparamos con la historia la bolsa ha bajado mucho más y terminara recuperándose. Si no estamos adentro nos perderemos esta recuperación.

Otra cuestión es que se desee aguantar cierta inversión en oro. Si es parte de una táctica más marcada que liquidar todo y ponerlo en oro, entonces puede albergar cierto sentido. Por ejemplo la cartera permanente es una táctica de inversión que requiere albergar cierta exposición al oro. Pero atención, lo que logra esta táctica es disminuir la ganancia a cambio de retener una volatilidad más pequeña (como casi todas las tácticas de inversión que requieren un mix de activos)

Por Overflod

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *